abril 23, 2013

cómplice...

 
 
 


Mientras, ardientes, nuestros dedos

nos despertaban primaveras por el cuerpo

dentro de un suspiro te llamé amor.

 

Fuimos dos hogueras avivadas por el mismo fuego,

dos gritos rasgando el sonido del silencio

dos bocas buscando su maná…

dos  eternas plegarias tatuadas en dos nombres.

 

Cómplice la noche nos abrió la puerta del deseo...

el aliento de la eternidad nos poseyó

y un rumor de mar y azahares nos habitó la entraña…
 

copyright C.Lucía ©

17 comentarios:

  1. Un rumor maravilloso y pasional. Sin lugar a dudas.

    Es muy hermoso el poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Dos cuerpos con sus almas y la noche, no existe mejor ni mayor complicidad que el amor a torrentes de aromas y mares que desprenden tus versos.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Calentita primavera versada. Muxu haundi bat Lucía.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Dos enamorados que se buscan y se aman en eterna armonía. Bellisimo. Besos y besos

    ResponderEliminar
  6. Con la noche llega la el sonido del silencio y en tu poema los nombres cobran aliento. Bello poema. Besos.

    ResponderEliminar
  7. "Un rumor de mar y azahares nos habitó la entraña..." Bellísima metáfora, querida Lucia. Precioso todo el poema.

    besos de buenas noches. María

    ResponderEliminar
  8. Hermososa letras destilando sentimientos y ese intercambio que lo convierte en sublime.
    Cariños varios, amiga mía.

    ResponderEliminar
  9. Hacía tiempo, Lucía, y me alegro de volver a encontrar tu palabra. Visitarte es como reencontrarse, como un regresar al país de los sentimientos auténticos; ese país del que tanto nos alejamos cuando debería ser el hogar de nuestra vida entera, no solo de nuestra niñez.

    ¡Hacen falta tan pocas palabras cuando se conoce bien lo que se quiere decir! Preciosa entrada poeta (que no me gusta decir "poetisa"). Es una delicia dejarse arrastrar por tus vientos, recorrer tus senderos y sumergirse en tus mares.

    Gracias por tus buenos deseos y por tu generoso ofrecimiento. Bien sé de tus buenos sentimientos, amiga mía.

    Un abrazo enorme y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  10. Unos versos comparables a la flor más bonita del jardín.
    Un jardín que tengo grabado en la retina.
    Color, sabor, olor...

    Amiga, tus letras lo tienen todo.

    Un hueso muy grande y todo mi cariño.
    Neli.

    ResponderEliminar
  11. "Complice la noche nos abrió la puerta del deseo!, ¡que forma más bonita de decirlo!! Preciosoooooo.
    Tengo una sopresilla para tí. Cuando puedas te pasas por mi blog para recogerla. (Por cierto, no estás obligada a nada).
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  12. Sin la complicidad , el deseo, es un laberinto sin salida.

    Tu poema es un hilo de seda que nos sirve de guia.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y tu visita, Javier.

      Besos.

      Eliminar
  13. Amigos, mis queridos amigos, ¡Gracias a todos por estar y ser parte de estas huellas, por dejar cada uno de vuestros comentarios que guardo en un rinconcito especial del corazón.

    Perdonar la ausencia. Os veo a todos en vuestras casas.

    Montones de besos a repartir.

    ResponderEliminar
  14. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    C.LUCIA



    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE DJANGO, MASTER AND COMMANDER, LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC…

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  15. Gracias, José Ramón. Que la luna refleje siempre la poesía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar