noviembre 03, 2014

carta al atardecer...

 
 

Se ha ido la tarde deprisa, buscando la puerta que la introduzca, silenciosa, en los brazos de la noche. Trazo las letras que tú, nervioso y enamorado, sostendrás mañana entre las manos. Y me paro en cada una de ellas, como si en un pentagrama hubiera de colocarlas, para hacerte llegar la melodía más bella, más cadenciosa, la más hermosa canción de amor.

Vuelvo a pensarte, amor. Y suavemente me adentro en tu íntima ternura, ese paraíso secreto que, pudoroso, apenas te atreves a mostrar. Paraíso que yo tan bien conozco, del que yo tanto sé. Donde nacen esas cosas tan tuyas. Tus palabras, tus gestos, tus mimos, la cálida mirada con la que me recorres, en cada uno de los atardeceres que pasamos juntos. Es inmensamente bello sentirte en ese lugar donde el corazón sabe, donde el corazón dice. Donde tú y yo desnudamos el alma, y nos quedamos indefensos, con el solo abrigo de este amor que a cada momento se nos hace más grande. Donde nos decimos las más hermosas palabras. Donde apenas existen los silencios. Ese íntimo tú que tanto amo. Ese íntimo tú que tanto me llena el alma.

Con tu olor engarzado en la piel y la memoria despierto cada mañana. Como siempre, eres mi primer pensamiento, mi primera sonrisa, la primera palabra que escapa de mis labios, la primera mirada de mis ojos, perezosos aún de adentrarse en la luz del día.

Y, en ese aire suave, que pasa por mi lado, casi sin querer, que roza mi cara como una de tus caricias, te mando el primer beso que te ha de llegar en la mañana. Esa mañana, que te pinto cada día con todos los colores del arco iris, para que te sea luminosa, llena de luz. Beso que sé que te llega, por lo acelerado de mi corazón al enviártelo.

Aún así, amor, ¿sabes? ha sido una tarde triste. De caricias dormidas y brazos vacíos de tu presencia, de alguna añoranza y de una nostalgia. Una tarde que sólo se ilumina, mientras la pluma corre y van brotando las palabras, cuando el sentimiento se derrama y todos los te quiero del mundo se encierran en estas letras. Por ti y para ti. Como este corazón que anda perdido y sólo lo puedo encontrar en tu pecho, ahí, junto al tuyo.

Te he imaginado, una vez más, aquí, juntos. Mis manos se acercan y dibujo, como si de un pincel se trataran, cada uno de los rasgos de tu cara. Me detengo en tus labios y acerco los míos para dejarlos reposar en los tuyos. Para más tarde, jugar a morderlos suavemente, dejando un suspiro sobre ellos. Dibujo el contorno de tus ojos y soplo apenas la punta de tus  pestañas, en una caricia sutil. Sigo delineándote el rostro y, en cada línea, voy dejando el perfume de rosas que baña mi piel. Para que al aspirarlo, se introduzca dentro de ti, mí más pura esencia. Y mis manos se hunden en tu pelo, buscando su profundidad, su olor, la fragancia que tan bien conozco. La que le da aroma a todas mis noches, cuando, solitaria, me acerco a tu almohada.

Y, quiero serte, amor, la luna que se asoma cada noche a tu sueño, la estrella que brilla para ti en el firmamento, el alma que, por encontrarte, voló desde otros universos. Un trozo de vida, que llene un trocito de la tuya. El dulce sabor a miel que se prenda en tu boca…

Siénteme, amor. Lo sabes…te quiero.

Lucía.

… a ninguna parte a ningún buzón… (Serrat )

copyright C.Lucía ©

18 comentarios:

  1. ¡Ay, querida lucía! jamás había leído una carta de amor tan bellísima como esta escrita por ti, Literalmente estoy boquiabierta y no encuentro palabras.

    Mi admiración y aplauso más sincero, amiga. Un abrazo y buena semana. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Es una carta de un blog ya cerrado y que se llamaba así: " cartas al atardecer". Prometí, hace tiempo, subir una y aquí está.
      Me alegra que te haya gustado querida amiga, Creo que , poco a poco, voy a ir dejando algunas de ellas por aquí de vez en cuando.

      Besos grandes y buena semana también para ti!

      Eliminar
  2. Es una carta preciosa..... emocinante hasta las lágrimas.
    belleza purar, palabra a palabra.
    un beso Lucía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, maduixeta. Besitos, preciosa.

      Eliminar
  3. Qué bonita carta Lucía. Es preciosa. Felicidades. Eres la maga de la dulzura y la palabra llena de amor.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uiss...uisss...mira lo que me dices...tú si eres la maga de las letras:-)
      Muchos besicos.
      ( Voy a leerte ahora mismo)

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilla, Lucía! ¡Qué bueno recuperar tu prosa sin perder el contacto con tu poesía! ¡Qué maravilla!

    "Anda la tarde, silenciosa y larga, amor. Perezosa de fundirse con el horizonte. Parece que le cuesta marcharse y regalarme su atardecer…" ¿Recuerdas tu primera carta al atardecer? Ahora es un lugar vedado, pero aún así quedó un pequeño rastro -un disimulado sendero- por el que volver a recorrer tus pasos. ¿Recuerdas, Lucía? ¿Y tus jardines? ¿Recuerdas, Lucía?

    Podemos desdoblar la imagen de nuestro ser, pero no podemos desdoblar el alma... ni podemos dividir nuestro corazón... ¡Ante el espejo, solo uno es verdadero!

    He disfrutado del placer de recuperar tu prosa, de recorrer la deslumbrante belleza de tu sentir. Pero el sentimiento con el que me quedo es el de haber recuperado a la vibrante Lucía, ¡la del atardecer y la del jardín!

    Inmensa mi alegría... Un abrazo muy fuerte y, como siempre, mi inmenso cariño para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Emilio, recuerdo todo eso que me dices, al fin es mi vida...unos momentos de ella.
      Recuerdo a los amigos que me acompañaron por aquellos caminos y me llena de gratitud los que hoy me acompañan en estos. ¡ Es tan bello guardar la amistad, como un tesoro, en el fondo del corazón!

      Un abrazo cálido y todo mi cariño.

      Eliminar
  5. Dulce, sentida, enamorada... una carta que expresa lo más maravilloso del amor.
    "Vuelvo a pensarte, amor. Y suavemente me adentro en tu íntima ternura".
    Quién puede expresar mejor los sentimientos que tú? Nadie.
    Bellisima misiva
    Besos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Candi, a la hora de expresar los sentimientos todos tenemos un ángel que brota desde el corazón y se hace palabra...

      Gracias, amiga. Besos y besos a carros :-)

      Eliminar
  6. Un hermosa carta de amor de Lucía, a ninguna parte a ningún buzón..., porque lo que del corazón nace tan solo su vuelo es melodía de amor. Besos, dulce poetisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carver, quizas por eso por brotar del corazón no vaya a ninguna parte a ningún buzón..., O sí...jooo ya me he liado :-)

      Besos grandes, mi poeta preferido.

      Eliminar
  7. ¿quien pudiera recibir algo tan bello? y no sucumbir al deseo de amar eternamente.
    La mas profunda primavera brota en cada letra,
    Ojala entienda el destinatario que la poesía no se extingue en la tierra del amor, que el ser poeta es saber amar como tu lo sabes.
    ¡Me pedire para la próxima vida un amor como el tuyo! jejeje
    Un beso desde las aguas del Tormes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...Benito y yo me pido asomarme por un rinconcito para ver como disfrutas de ese amor!
      Gracias,muchas gracias querido amigo, vale la pena mi carta al atardecer sólo por despertar esas ganas para una proxima vida...:-)

      Un beso grande, grande y cálido.

      Eliminar
  8. Lucía...¿Qué decirte que ya no te haya dicho ya? :-)
    Ay amiga, qué bonito escribes. Cuánta dulzura en tus letras, cuánto amor y cuánta pasión.
    Ternura, sentimiento.
    Con esta íntima carta nos has derramado gran parte de tu alma, de esa sensibilidad de la que gozas.
    Ha sido un paseo por las nubes, por un hilo fino que a modo de equilibrio cualquiera diría que podría conseguirse un par de pasos, sin embargo tú has hecho un camino entero y has marcado la senda de tu pluma.
    Huellas y más huellas.
    Una vez más, dejo por aquí las mías. Junto a un beso enorme, gigante, para ti querida Lucía, subida a la estela de hilo invisible que nos une :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya dices mucho,mi Nely.Tus huellas siempre junto a las mías, tu calor y tu amistad...eso, querida amiga, llena mi corazón agradecimiento y ternura.

      Un beso enorme que recorre ese hilo invisible hasta tu hermoso corazón, amiga.!

      Eliminar
  9. Te descubrí en aquel maravilloso jardín, y tus versos me cautivaron para siempre.
    No conocía tu prosa, mi querida Lucía. No llegué a tiempo a tus Cartas al Atardecer y no sabes cuanto lo lamento.
    Destilas sentimiento y pasíón en cada palabra y ese arte, tan tuyo y tan especial para hilvanarlas...
    (He estado alejada una temporada, ocupada en temas familiares que ya sabes el desenlace.
    Gracias por tu cercanía y tus cariñosas palabras, un bálsamo en estos momentos, amiga mía)

    ResponderEliminar
  10. No sabes cuánto lo siento, mi querida Juglar. Aquí estoy y estaré para lo que necesites amiga.
    Un beso enorme y una caricia que te abrigue el corazón es lo único que puedo ofrecerte, mi niña, para un momento así.

    ResponderEliminar