marzo 17, 2015

ven...

 
 


Ven…

estrecha mi desnudez contra tu pecho

cobija la fragilidad que me habita

calma tu sed en los manantiales que te ofrezco.

Después….

  amor, mi dulce amor, muramos juntos.


 

copyright C.Lucía ©

22 comentarios:

  1. Muy sentimental poema, Lucía. Entrega total, en cuerpo y alma, al ser amado, expresada con sencillez y la misma naturalidad con que se dirían esas palabras en la realidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fanny. Un abrazo grande y cálido.

      Eliminar
  2. Abrázame y cobija la fragilidad que me habita.
    ¿Se puede escribir más bonito?
    Vaya capacidad para adornar una bonita escena y un más que bonito sentimiento.
    Bravo, Lucía.
    Un millar de millones de besos para ti, amiga!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que se puede, mi querida Neli...seguro...;-)

      Mil besos apretujaitos para ti, amiga del alma!!

      Eliminar
  3. Es tan precioso que me has dejado sin palabras.
    Tan breve pero tan intenso.
    Felicidades Lucía.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, maduixeta.

      Otra lluvia de besos para ti, mi niña.

      Eliminar
  4. "Cobija la fragilidad que me habita" Precioso, sutil, elegante... Un abrazo. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le elegancia habita en tu poesía, querida María. Gracias.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  5. Muramos juntos tras la eternidad del abrazo.

    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la eternidad nos habite, siempre.

      Besos!

      Eliminar
  6. Poema breve, pero lleno de sensualidad y amor infinito.
    Besos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi querida Candi.

      Besos y besos llenitos de amistad para ti.

      Eliminar
  7. Morir abrazados con amor hacia el renacer del manantial. Besos mil. (te había puesto un comentario ya hace días, pero debe haberse perdido entre los cúmulos de las nubes virtuales. :-)

    ResponderEliminar
  8. Y renacer...

    Mil y un beso, querido amigo :-)

    PD: No encuentro el comentario por ningún sitio. Las nubes virtuales han hecho de las suyas...jejeje. Lo siento!!

    ResponderEliminar
  9. Breve pero muy intenso tu poema, Lucía, en ese abrazo interminable.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida María. El abrazo tan sanador... ¿verdad?

      Mil besos, preciosa.

      Eliminar
  10. Morir de amor, el mas bello verso que puede dejar una poeta romantica, morir es un acto de liberacion,¿desde que cima mas hermosa se puede lanzar un alma al vuelo?
    Un besitooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Morir de amor y resucitar...

      Un beso enooorrmeee!!!

      Eliminar
  11. Asciendo por tus versos como si quisiera alcanzar tu alma, tu vida, tu corazón, tu cuerpo... Pero, tal vez, tan solo quiera comprenderte.

    El alma no se posee... y, si fuera algo corpóreo, sería aroma que penetra en el pecho. Y sería como esas hojas que se mueven mecidas por el viento. Así es también tu poesía, mi querida Lucía.

    Un fuerte abrazo. Deja que tu corazón siga sintiendo y tu alma continúe hablando...

    ResponderEliminar
  12. Vuelvo a darte las gracias, querido amigo, por unas palabras tan bonitas, por tus huellas a mi lado.

    Un beso grande y mi cariño.

    ResponderEliminar