abril 06, 2014

ámame...

 
 


Asciende  las raíces de mis piernas

y deshoja pétalo a pétalo la flor

que guarda para ti mi vientre.

 

Esparce tu amor en mi

liba el néctar que te ofrecen mis senos

unge con tus besos mi cintura

 
 

Encierra en ti, de una vez y para siempre,

el gemido que brota de mis labios diciéndote

ámame… ámame…ámame…

 
 

copyright C.Lucía ©

18 comentarios:

  1. Que sea el deseo satisfecho y el gozo compartido.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Versos casi místicos en su exquisita sensualidad, querida Lucía; preciosos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El profundo deseo del amor esparcido entre los versos de un poema bello y sensual. Besos :-)

    ResponderEliminar
  4. No hay duda, la primavera despierta los sentidos y el deseo impregna los versos, los besos y los corazones.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Trini, María, Carver, Narci, gracias por vuestras palabras. Feliz Semana Santa a todos. Besos...de algodón...a repartir :-)

    Nos vemos a la vuelta.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito, Lucía! Y qué palabras más sentidas!!!
    El amor, ese que asciende desde las raíces y se agarra al alma, entre pétalos deshojados, néctar y gemidos.
    Que todo lo llena y el eco resuena rendido a la evidencia.

    Pero qué bien se te da emocionarnos, niña!!!! Y que bonito escribes :-)

    Millones de besos, amiga mía.

    ResponderEliminar
  7. Hola querida amiga, Cuando el verso tiene cadencia hermosa se hace poesía. Estamos necesitados de corazones como el tuyo. Poético, delicado y bello. ¡siempre es un placer leerte y aprender de la bella humildad que dejas en tus poemas! sabes sacar la belleza a cualquier "instante". Un beso enorme amiga POETA. ¡gracias por acariciarnos el corazón!

    ResponderEliminar
  8. Me pregunto, mi querida Lucía, cuando me perdí esta preciosa huella que dejaste en tu casa. ¡Qué maravilla!

    Supongo que el ajetreo, el ir y venir, las ausencias de días, las coincidencias... Las circunstancias, que parece que han decidido tomar las riendas de mi vida sin consultarme.

    ¡Cuánta belleza! ¡Qué dulzura! ¡Qué placer tan sublime leerte! Me pregunto cómo serán tus miradas cuando nadie te mira... Y es que en esas miradas se resume la total humanidad de quien mira... de quien vive... de quien ama...

    Un abrazo muy fuerte y mucho cariño para ti.

    (Ya nos va tocando otra vez ¿no crees?)

    ResponderEliminar
  9. Asciende...

    Esparce...

    Encierra...

    Preciosa la música de Loreena McKennitt.

    ¿Y por qué no...?

    Recorre...

    Embriaga...

    Devora...

    ResponderEliminar
  10. Neli, Benito, Emilio..., gracias amigos. Vuestras palabras, la calidez de vuestra amistad me llena el corazón de amor y la mirada de sonrisas. Besos enormes a cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos enormes para tí...

      ¿Por qué no nos regalas una vez más tus letras? Somos como niños esperando con los ojos muy abiertos un nuevo gesto... una nueva oportunidad de jugar... la perfección del ser en la vida...

      Vamos...!

      Un abrazo enorme y todo mi cariño!!!

      Eliminar
    2. ¡Ya está!

      Mil gracias, Emilio la huella de tu amistad, siempre siempre tan cercana...

      Un abrazo grande, grande y todo mi cariño, amigo. Cuídate ¿sí?

      Eliminar
  11. Que belleza de poema y sentimientos...

    :)


    Miles :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi preciosa Indra. Trillones. :-)

      Eliminar
  12. Descubro por casualidad, buscando un viejo verso que alguien escribió, y encuentro aqui un poema entero: este sitio. No se quién eres, ni dónde habitas, C. Lucia, pero eso no importa, porque esto que escribes es grandioso y desde hoy te irás conmigo. Esa ternura que descubro en lo que escribes me salva y me cura de la soledad.

    Protégeme de ser un ajeno de mi mismo, sálvame con tu vientre.
    Necesito un toque, tú cuerpo entre mis sábanas, que me quites la soledad.
    No es grandioso, pero es mío, para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Reiner Silverio por tus palabras y tu visita. Bienvenido eres a este rincón, a estas huellas.

      Gracias, también, por las últimas, que si son grandiosas y muy bellas.

      Eliminar
  13. ¡Preciosos versos, Lucía!
    Tienes un arte muy especial para hilvanar las palabras, con los vocablos precisos para remover el alma y quedarse muy dentro.
    Cariños varios, ¡Muchos!, amiga mía.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tu compañía, mi querida Juglar. Cariños varios, por siempre amiga!

    ResponderEliminar